Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros.
Al continuar navegando acepta su uso. Más información

Historia

Abarth: El nacimiento de una leyenda

Blog | Abarth: El Nacimiento De Una Leyenda

638 visitas

24 de mayo de 2017

Abarth surgió en el sector automovilístico como una marca de automóviles de competición por su fundador Karl Abarth. A día de hoy, es una marca independiente que pertenece al Grupo Fiat. La velocidad y un fuerte carácter, identifica todos sus modelos.

El origen de la marca italiana de automóviles de competición, Abarth, va de la mano del piloto y diseñador austriaco Karl Abarth (1908), de nacionalidad italiana.

En 1949 tras fundar una escudería junto a Ferdinand Porsche y cambiar su nombre de pila por Carlo, Abarth decide crear su propia escudería de coches de carreras con su primer coche derivado del Fiat 1100, el 204 A Roadster, con el que logra el Campeonato de Fórmula 2.

Durante los años 50 se contagia de un éxito creciente con constantes victorias y logros para la marca Abarth. Comienza su expansión a lo largo del panorama mundial con exportaciones que aumentan el volumen total de sus ventas anuales. Es entonces, cuando deciden dirigirse al público en general, tras su constante crecimiento.

Tal es así, que la marca lanza dos vehículos nuevos en apenas dos años: Abarth 750 GT y el Fiat Abarth 750, diseñado por Bertone. Además del ya reconocido 500 Abarth.

Tras la crisis mundial como consecuencia de la guerra, época complicada para la marca debido al esfuerzo que implican los añ os de la postguerra, Abarth sigue adelante y consigue afrontar sus problemas y ofrece nuevos modelos como el 850 TC o el Fiat 1000 coupe GT Paperino.

Aun así, la marca siguió afectada con problemas monetarios derivados de una gestión centrada en los éxitos y el elevado coste de las carreras, lo que provoca su fusión con la marca Fiat en el 1971. Tras la unión de ambas marcas y el fallecimiento de Karl Abarth, Abarth se mantiene inactiva sin apenas aparecer en el panorama automovilístico hasta el año 2007, cuando la marca italiana renace.

Es en ese año que aparece como una marca independiente, perteneciente al Grupo Fiat, como sinónimo de velocidad y carácter. Reaparecen los modelos escorpión tan característicos de la marca y deseados por los aficionados al automovilismo. Durante los dos años próximos aparecen los modelos Abarth Grande Punto y Abarth 500 con un kit de potencia y diseño potente que le otorgan a ambos vehículos una sensación única al volante atribuyéndole un óptimo placer de conducción.

En esta pasada feria del automóvil de Barcelona pudimos contemplar dos de sus renovados modelos como son el Abarth 595 y Fiat Abarth 124 Spider.

Abarth 595

Abarth 595 Barcelona

Fiat Abarth 124 Spider

Abarth 124 Spider Barcelona

Añade un comentario

Nombre

Email (no se mostrará)

Comentario

Buscar

Artículos del mes